Escoge bien tu cepillo dental

Para mantener una correcta higiene dental es importante la frecuencia del cepillado, el dentífrico escogido, la técnica de cepillado utilizada y, también, las características del cepillo dental que utilicemos.

El material del las cerdas es muy importante.

Deben ser de nylon y tener las puntas redondeadas, de esta forma evitaremos dañar nuestro esmalte dental durante el cepillado.  Es recomendable que escojamos un cepillo de cerdas medias o suaves (salvo que nuestro odontólogo indique lo contrario), ya que así evitaremos que nuestras encías sufran y conseguiremos que nuestro esmalte dental se conserve intacto.

El tamaño del cabezal de nuestro cepillo debe ser el adecuado a nuestra boca. Un cepillo demasiado grande impedirá que lleguemos bien a cada rincón. Los cabezales más pequeños nos ayudarán a alcanzar lugares más inaccesibles donde se suele acumular placa bacteriana.

En cuanto a cepillos flexibles, con limpiador de mejillas y lengua o con forma rectangular o ovalada, la elección dependerá de la comodidad de cada uno, siendo el más recomendable el que mejor se adapte a su boca y manejo del cepillo.

También podemos escoger entre un cepillo dental manual o eléctrico. Ambos son eficaces si son correctamente utilizados. Algunos estudios revelan que el cepillo eléctrico elimina más placa que el manual, aunque igualmente ambos son válidos.

Debemos tener en cuenta el mantenimiento del cepillo. Cuando lo guardemos debe estar abierto, sin utilizar la capucha, ya que ésta mantiene la humedad en las cerdas lo que facilita la proliferación de microorganismos. Es importante que lo lavemos bien después de cada uso y que lo renovemos cada 3 meses.

En Arteo Dental trabajamos para cuidar de tu sonrisa. ¡No dudes en contactar con nosotros!

Share:

Deja un comentario