Encías sanas, en su justa medida

Encías perfectas

En el cuidado de una sonrisa perfecta, el estado en el que se encuentran tus encías juega un papel fundamental. El tono rosáceo y la adecuación sobre el diente en grosor y altura te darán las pistas sobre la salud de tus encías. En este sentido, el exceso
de tejido gingival o, por el contrario, su escasez, provoca en la persona irregularidades que desmejoran la estética de la sonrisa.

Los problemas no solo implican un afeamiento de nuestra boca. Además, pueden surgir daños derivados del estado de las encías, como hemorragias durante el cepillado o la acumulación excesiva de bacterias. En otras ocasiones, el cambio del tejido gingival lo producen patologías como la piorrea o el bruxismo.

Existen tratamientos para solucionar de manera sencilla y económica tanto el exceso como la falta de encía.

Si tienes una sonrisa gingival, es decir, un exceso de encías que asoma cada vez que sonríes, el contorneado de encías es tu solución. Este tratamiento consiste en una pequeña intervención quirúrgica que pretende retirar tejido gingival para disminuir el grosor de las encías y reducir su presencia sobre el diente.

El estado contrario, la escasez de tejido gingival o retracción de encías, puede corregirse mediante el agregado de encía a través de injertos con tejido del paladar. Se trata de una microcirugía que recupera la altura de la encía y  recubre adecuadamente la raíz visible del diente.

Con estos tratamientos conseguirás mejorar la estética de tu sonrisa y tu salud bucodental.

Por tanto, si crees que tus encías no se encuentran en el estado en el debieran, ¡ven a Arteo Dental! Nuestros especialistas estudiaran tu caso para ofrecerte la solución que más te convenga.

¡No sonrías a medias! ¡Sonríe feliz!

Share:

Deja un comentario